Síguenos en YouTube Síguenos en tumblr Síguenos en 500px EKTphotos | Bizkaitar bat Panaman | Un vizcaíno en Panamá | La vida al otro lado del charco | Fotografía | Surfing | Viajes | Vivencias

24 de marzo de 2014

Panamá Ciudad e Isla Grande.

Panamá
Es la ciudad más grande y poblada del país, alcanzando oficialmente los 880.691 habitantes dentro de su municipio y 1.206.792 habitantes en su área metropolitana.
Es una urbe muy moderna, al menos en la zona más "céntrica". Aunque realmente no exista un centro de la ciudad en Panamá, al lado de la costa se agolpan los edificios más altos. Choca un poco ver una imagen de la ciudad, con sus edificios altos y modernos, y luego ver que la realidad es bien distinta. Ves una imagen del skyline y piensas que será una ciudad limpia, moderna y en la que funciona todo bien. Pero lamentablemente no es así.
Y bueno, ya si entramos a comparar cómo se vive en la zona de la costa y cómo viven en algunos barrios, las diferencias son enormes. Hay un documental llamado One Dollar que refleja muy bien cómo se vivía en los guettos de Panamá hace algo más de 10 años. Está muy bien la verdad.



 Vista desde la Cinta Costera. Algo así como el paseo marítimo

Espejismo de surf. Olas perfectas pero enanas, una detrás de otra


Isla Grande
A una hora y media de la ciudad se encuentra Isla Grande. Hay varios puntos desde los que coger un bote a la isla. Se puede coger desde Portobello, Puerto Lindo o siguiendo la carretera hasta el último de los pueblos (La Guaira). Lo más económico es seguir hasta el último pueblo y coger allí el barco.
Nosotros lo cogimos en Puerto Lindo porque íbamos con intención de quedarnos en Isla Mamey pero al llegar allí cambiamos de opinión (no cabía ni un alfiler en la pequeña playa que tiene).


El bote hasta Isla Grande cuesta 5$ ida y vuelta. Lo normal es negociar con algún local nada más llegar. Además de pagar por el bote, si se va en coche también hay que pagar unos pocos dólares para dejarlo aparcado y encontrártelo de una sola pieza al volver.


Nosotros fuimos en plena quincena, lo que significa que había bastante gente en la isla (en Panamá pagan los sueldos cada quince días, en la próxima entrada os comentaré esta y otras curiosidades).
En la isla hay como cuatro hoteles. Sin embargo, es legal acampar en plena playa, así que en nuestro caso optamos por la opción más barata.

Tienda para dos personas: 15$. Colchoneta para dos: desde 13$

Lo habitual aquí es que la gente vaya cargada de comida y cerveza a la playa. Cazuelas llenas de comida y coolers (neveras portátiles) llenas de birra y ron. Buen plan en principio, el tema es que cuando se van de la playa, la gran mayoría deja todas sus latas tiradas en la arena. Una lástima.


Aquí te cambia el tiempo en un segundo. Cae un buen chaparrón y al de una hora solazo otra vez

En cuanto al surf, en Isla Grande es posible surfear. Nosotros hicimos noche al suroeste de la isla (ver mapa), en esa punta de las fotos de arriba hay un arrecife y rompía una derecha enana cuando estuvimos nosotros. Sin embargo en la costa este de la isla sí que hay olas. No llegamos a verlas pero sé que se surfea.



Esta es una de las opciones cercanas a la ciudad.

Eso es todo por hoy. En la próxima entrada hablaré sobre curiosidades de Panamá, hay algunas que... tela. Y en la siguiente a esa ya Bocas del Toro y mi primer bañito desde que estamos aquí.

¡Salud y buenas olas!

15 de marzo de 2014

Playa Corona y Parque Summit.

Siguiendo con la tónica de la anterior entrada, hoy os traigo dos excursiones de un día:



Playa Corona
A una hora, hora y media de la ciudad se encuentra la Playa Corona. Está en el lado del Pacífico por lo que no es una de las playas más bonitas que te puedas encontrar en Panamá, pero está lo suficientemente cerca como para ir y volver en el mismo día. Hago hincapié en qué lado se encuentra porque las playas del Caribe suelen ser mucho más bonitas, mientras que las del Pacífico son algo más normales.


Aquí en Panamá tienen un grave problema del que parecen no darse cuenta los panameños: las playas están llenas de mierda. En concreto Corona no la encontramos tan sucia, pero si allí en Euskadi nos quejamos de colillas y algún que otro paquete, aquí te puedes encontrar latas de cerveza flotando en el agua, tiradas en la arena también, miles de bolsas de plástico volando y un largo etcétera.
Una verdadera pena porque hay sitios que son verdaderos paraísos (como Isla Grande, en la próxima entrada hablaré de ella) y se los están cargando a base de bien.

 Las cervezas nacionales típicas son tres: Balboa, Panamá y Atlas

 Marea baja

 Cervezas, barbacoa y sol. Sólo faltaban las olas

Marea alta

Una buena opción para desconectar del caos de la ciudad y poder ir y volver en el mismo día. Casualidad el día que fuimos el mar estaba platísimo, pero por lo que he visto en google maps, se ven líneas y bueno, supongo que con un determinado mar y tal, se podrá surfear. 
Unos kilómetros antes de Corona está El Palmar y allí sí que hay surf, así que como comentaba, seguro que Corona tiene sus días buenos.


Parque Summit
A unos veinte minutillos del centro está el Parque Municipal Summit. La entrada cuesta 5$ para extranjeros o 1$ para estudiantes (bendito carnet de la UPV).
Empezó siendo un jardín botánico experimental donde introducir plantas tropicales, después un parque recreativo público y hoy en día además de eso, es una especie de reserva donde recogen animales heridos o rescatados del tráfico ilegal.
Tienen desde guacamayos, loros, osos perezosos, jaguares, monos, pelícanos...



 Incluso en la ciudad puedes encontrarte uno de estos



Lo cierto es que nos esperábamos algo más auténtico, y lo que nos encontramos fue un montón de animales enjaulados. Rescatados, vale, pero sigue dando pena ver a un pobre mono encerrado en menos de diez metros cuadrados. 
Quiero pensar que se debe a que ya son incapaces de integrarse en la naturaleza salvaje o que aún se están recuperando de algo y que no están allí para el disfrute de la gente.

Para volver a la ciudad es complicado conseguir un taxi, a menos que tengas la suerte de que acabe de dejar a alguien. La única opción es coger un Diablo rojo.

Los Diablos rojos son los clásicos autobuses de escuela norteamericanos que han sido reciclados en Panamá. Son privados y cada dueño escoge qué ruta hacer. Es el medio más barato pero no es demasiado cómodo y no da mucha sensación de seguridad, aunque hacen rutas que las líneas de buses modernos no hacen. Lo mejor es su aspecto, los tunean de una forma muy curiosa. A ver si para la siguiente entrada hago fotos a uno desde fuera. 

Fue toda una experiencia volver en Diablo rojo a la ciudad. Algo que hay que hacer en Panamá aunque sea una vez.

En la próxima entrada un poquito más de Panamá Ciudad e Isla Grande (Caribe).


¡Salud y buenas olas!

11 de marzo de 2014

P A N A M Á .

Como algunos ya sabrán, por circunstancias de la vida en enero me vine a vivir a Panamá. Si al hecho de que la situación económica en Bilbao no es la mejor le añadimos que siempre he sido un poco culo inquieto pues estaba bastante claro que acabaría yéndome a vivir fuera un tiempo. Por suerte esta vez, ha sido acompañado :-)



Así que a partir de ahora y durante quién sabe cuánto tiempo, todas las entradas del blog serán de fotos de esta parte del mundo.

Vayamos al grano: Surf hay, y muy bueno, pero viviendo en la capital queda un poco a desmano. Panamá Ciudad está en la costa, hay "playas" aunque ninguna es apta para el baño, hay tanta contaminación que está prohibido entrar al agua. Según en qué zona estés, el agua huele fatal. La gente comenta que hace unos años la situación era aún peor. Ya están trabajando para limpiar el agua, pero se supone que hasta dentro de 5 años o así el agua seguirá sucia.
Además el boom de construcción que está sufriendo la ciudad ha hecho que desaparezcan por lo menos tres olas. Olas que no eran ni mucho menos world class, pero olas en la misma ciudad al fin y al cabo. Aun así hay gente que surfea en la capital, no es muy recomendable, pero bueno. Lo cierto es que creo que acabaré metiéndome un día por mucho asco que dé.

Para surfear hay que moverse. Hay dos opciones, ir hacia el norte (mar Caribe) o hacia el sudoeste (mar Pacífico). En el Caribe hay varias zonas, por ahora sólo conozco Isla Grande (a una hora y media de la ciudad) y Bocas del Toro (a unas doce horas entre autobús y lancha). En el Pacífico tenemos El Palmar (como a una hora y media también), Playa Venao (cinco horas aprox.), Isla Cebaco, Santa Catalina... Zona que aún no hemos explorado.

Por ahora sólo he surfeado dos días en Isla Colón, provincia de Bocas del Toro. Me encontré con unas bonitas izquierdas de medio metro a tres cuartos con fondo de arrecife, agua caliente y nadie en el agua. Próximamente fotos e info sobre Bocas.

En cuanto a la ciudad, hay que decir que es un auténtico caos. El tranque como dicen aquí (tráfico) es horrible. El deporte nacional es pitar con el coche. El servicio al cliente es pésimo en la inmensa mayoría de negocios. Cuando llueve muchas zonas se inundan. En bastantes zonas no hay aceras o están mal hechas. Apenas hay semáforos. Todo está pensado para moverse en coche, la gente no camina demasiado.

En fin, menos mal que a una hora y pico estás en el Caribe.


 Vista de la ciudad desde el Parque Metropolitano


 Hay dos monedas oficiales el Balboa y el Dólar estadounidense

 Puestos de comida móviles, muy habituales en las zonas céntricas

 "-Para huevos los míos"


 A unos 15 o 20 minutos en coche se llega a las esclusas de Miraflores. Está curioso la verdad ver cómo pasan los barcos. Al día pasan por el Canal como cuarenta barcos, que pagan entre 90.000 y 120.000€ para evitarse bajar hasta el Cabo de Hornos.

¡Ojo!



También a unos 15 minutos del centro está el Parque Metropolitano. Algo así como el pulmón de la ciudad. Está bien para pasear, ver algún que otro animal y respirar aire un poco más fresco.




Iré actualizando y contando qué ver, dónde dormir, comer...
En la próxima entrada Playa Corona y el Parque Summit.

¡¡Salud y buenas olas!!

9 de marzo de 2014

Mundakita.




 Foto: Fiti (Mila esker!)



Un día que bajó la mar entre tanto maretón de enero.
Mi 9 pies y Mundaka asequible, cojonudo.
Bonita manera de despedirse de la barra.

En la próxima entrada ya Panamá.

¡Salud y buenas olas!

6 de marzo de 2014

Hércules.





Hércules llegando a Bizkaia. Principios de enero.

Una entrada más y llegamos a Panamá.

¡Salud y buenas olas!