Síguenos en YouTube Síguenos en tumblr Síguenos en 500px EKTphotos | Bizkaitar bat Panaman | Un vizcaíno en Panamá | La vida al otro lado del charco | Fotografía | Surfing | Viajes | Vivencias

23 de noviembre de 2015

Costa Rica. Parte I.

En julio les tocó visitarme a mis aitas. Qué alegría volver a ver a la familia después de tanto tiempo, ¡cagoenlamar! Ya conocieron Panamá el año pasado, así que tocó cambiar de rumbo. Esta vez nos dirigimos al norte, a Costa Rica.

Las espectativas eran más bien altas. Yo ya conocía la parte del Caribe, Puerto Viejo concretamente (ver LINK), pero esta vez nos dirigimos a la parte del Pacífico.

Decidimos cruzar el coche por aquello de tener más libertad y poder ir del tirón desde la Ciudad de Panamá. Los trámites son un poco coñazo, pero finalmente mereció la pena.

10 de noviembre de 2015

Bocas V.

Cómo me gustan las visitas. Son la excusa perfecta para coger unos días libres y hacer alguna pequeña escapada al interior del país. En junio le tocó el turno al gran Arteta. No pude coger todos los días que hubiese querido, pero sí que me escapé unos días a Bocas a surfear.

Qué decir de Bocas, me encanta este lugar. Es un sitio especial. Allí hay de todo, tanto si uno quiere relajarse o ir de fiesta, es el lugar idóneo. Esta vez fuimos con un único propósito: surfear. Y es que nos coincidió un pequeño swell y la verdad es que nos pusimos finos a coger olas. Y qué olas. Probablemente las mejores olas que he surfeado en Bocas hasta la fecha.

 Un buen lugar donde relajarse después de 9h de bus nocturno a 15º

11 de octubre de 2015

Guna Yala VI.

Sexta y hasta ahora última visita al paraíso caribeño de San Blas / Kuna Yala / Guna Yala. Es de esos lugares que uno no puede perderse al venir a Panamá, así que cuando llegan visitas, toca volver un fin de semana a este archipiélago apartado del mundo. Qué putada, ¿eh? ;-)

Como ya he comentado en otras entradas del blog, el plan suele ser ir bastantes amigos con tiendas de campaña, comida y bebida y pasar una noche en una isla desierta, sin luz ni agua. Toda una aventura la verdad, el que llega por primera vez queda alucinado.

 Primera parada antes de llegar a nuestra isla: visita a uno de los poblados indígenas


4 de octubre de 2015

Malibú, papi

Malibú. 
Mi playa panameña. 
Más o menos cercana.
Siempre resuelve.
Izquierdas.
Derechas.
Poca gente.




1 de septiembre de 2015

Anitur.

Terminadas las visitas, tocó volver a la rutina panameña. Trabajar entre semana y cuando se tercia, surfing de fin de semana.

Gracias a googlemaps, he recorrido con mi ratón la costa cercana a la ciudad infinidad de veces. Tenía fichada una ola cercana a Malibú, que es donde solemos surfear habitualmente.

Un finde que madrugamos bastante e íbamos con la idea de explorar un poco, acabamos tirando de gps para llegar a la derecha que tanto había observado.

Llegamos y nos encontramos con un miniSnappers como bautizamos, salvando las distancias, obvio. Una derecha que com su primera sección rompiendo detrás de unas rocas.



24 de agosto de 2015

Bocambao: Crónica de un surfari panameño. El vídeo.


Bocambao: Crónica de un surfari panameño.

Y llegó el vídeo. Amateur donde los haya, pero un recuerdo más de un gran viaje. Mila esker Etxeba por cruzar el charco y venir de visita! ;-)

¡Salud y buenas olas!

17 de agosto de 2015

Bocambao #4.

Como iba contando, pasamos varias noches en Cambutal. 

Surfeamos Cortocircuito varias veces. Madrugábamos bastante para llegar los primeros al pico. Era una auténtica maravilla llegar a un sitio así con el sol saliendo y ver que rompían olas perfectas, una tras otra y no había ni dios en el agua.

 


Una quebrada. Dos quebradas. Un río. Otro río. Una pista. Una caminata. La puta gloria en forma de ola.

4 de agosto de 2015

Bocambao #3.

Como comentaba en la anterior entrada, llegamos a Cambutal de casualidad. Al no haber disponibilidad en Morrillo, a última hora cambiamos el plan y nos dirijimos a nuestro recién descubierto destino.

Cambutal está al sur de la península de Azuero, a unos 45 minutos de Playa Venao. Nos tocó conducir varias horas para llegar, queda un poco a desmano de todo.

 Aguantó como un campeón nuestro compañero de aventuras

Debe ser por eso que a penas está expotado. Se respira una tranquilidad increíble. Hay varios hoteles, algún pequeño restaurante y poco más... Playa, pescadores, palmeras y olas.

26 de julio de 2015

Bocambao #2.

Los días en Bocas llegaron a su fin. Con mucha pena dejamos las islas atrás y volvimos a la ciudad. Ya en Panamá nos reorganizamos y recogimos el coche de alquiler para poner rumbo a Santa Catalina.

Era la tercera vez que iba a Santa Catalina. Cómo me gusta este sitio. Hay buenas olas, es una zona tranquila, hay actividades para quien no surfea... Totalmente recomendable.

Esta vez íbamos a lo que íbamos: surf, surf y más surf. Llegamos un martes y teníamos hasta el domingo para volver a la ciudad a trabajar, así que no había tiempo de hacer excursiones tipo Coiba.

Nos alojamos en un pequeño hostel en primera línea, en el mismo de carnavales.

 Cada loco con su tema

5 de julio de 2015

Bocambao #1.



¡Al fin! Al fin me pongo con las fotos del surfari panameño. Me ha costado, lo sé.

Las entradas se llamarán Bocambao, pues fue en Bocas del Toro, Santa Catalina, Cambutal y Playa Venao donde surfeamos, primero irán las fotos y al final editaré un pequeño vídeo.

Vino de visita mi buen amigo Etxeba así que me cogí unos pocos días libres para viajar por el país en busca de olas.

12 de junio de 2015

Window.

Panama sunset
LA ventana.

Algún día de estos tengo que subir fotos de las vistas que tengo. Se ven cosas curiosas desde un 23.

Veamos si se me quita la pereza y me pongo a editar las fotos del surfari panameño... :)

¡Salud y buenas olas!

10 de mayo de 2015

Playa TETA.

Si algo había caracterizado mis baños en Panamá hasta hace cosa de dos meses, había sido la mediocridad de las olas. Había surfeado olas con fondos de arena, coral o roca, pero no me habían coincidido olas demasiado buenas. De esos baños de los que sales y dices: Sí joder, hoy sí.

TETA está en la zona de playas cercana a la ciudad, en el lado del Pacífico. Había oído hablar de ella, es un nombre que se te queda, Teta, pero no había explorado esta zona antes.


En Marzo fuimos a Teta a surfear. La playa no es demasiado bonita, pero la ola es cojonuda. Como muchas veces ocurre, las fotos son después de surfear, cuando ya no estaba tan bueno... Izquierdas largas, que abrían, tres cuartos a un metrillo la serie... ¡Qué gozada hostia!

5 de mayo de 2015

25 de abril de 2015

Aratusteak. (1/2)

Llegaron los carnavales a Panamá y aprovechamos el puente para escapar hasta Santa Catalina. Aquí el carnaval se vive de otra forma, la gente no se disfraza, los capitalinos acuden en masa al interior del país y lo celebran pasando el día en la calle, con música y guaro (alcohol), todo esto mientras camiones cisterna los refrescan para sofocar los habituales 30º.

No era el plan que buscábamos, así que pusimos rumbo a Santa Catalina para surfear y desconectar un poco. Es un sitio muy tranquilo, aunque en fechas específicas va bastante gente, se respira una tranquilidad muy agradable.


Como comenté en su día en la entrada de Santa Catalina, en el pueblo hay dos playas: El Estero y Playa Santa Catalina. Además de eso, hay bares, hostels y negocios de buceo/turismo que viven de llevar a los turistas a conocer Coiba. Es pequeño el pueblo, lo cual hace que sea aún más acogedor.

18 de abril de 2015

Malibú.

Junto a Teta, diría que Malibú es una de las mejores opciones que hay para surfear cerca de la ciudad. Toma como una hora y media más o menos llegar hasta aquí. Es una desembocadura de río que da tanto izquierdas como derechas. Bastante popular entre los surfistas de la ciudad.




12 de abril de 2015

Altos de Campana, Gamboa y Fuerte de San Lorenzo.

Como comentaba el otro día, enero fue un mes de repetir visitas en unos casos, y conocer lugares por primera vez en otros.

La primera de las tandas se trata de Altos de Campana, a una hora aproximadamente de la ciudad. Nada que ver con el bullicio de la capital. Aire fresco, temperaturas más bajas... Una gozada.



8 de abril de 2015

Txapela eguna.

Cerca de la ciudad hay un par de olitas surfeables. Es una bahía más o menos tranquila, aunque tiene su época buena, que parece ser empieza en breves. Toma como una hora u hora y media llegar hasta esta zona.

En enero cayeron varios bañitos. El de la entrada de hoy fue en la zona de Punta Chame. Nos adentramos por una pista con el 4x4 buscando una ola que creíamos podía funcionar.

 La verdad es que para estos casos un todoterreno sí que merece la pena


Nos encontramos con unos cerrotes cojonudos, pero bueno, alguna abría y se dejaba surfear. Cuando no surfeas todo lo que quieres, cualquier baño se ve de otra forma. Además el calor aprieta bien, por lo que se está mucho mejor dentro del agua que fuera (a pesar de que el agua esté caliente...).

22 de marzo de 2015

Urtarrila - Enero.

Se acabaron las vacaciones en Bilbo y tocó volver a mi otra casa. Fueron raros los primeros días, volver al calor, la humedad, el ruido... Pero en chancletas y bañador estas cosas se llevan mejor :-)

Aprovechando que había gente nueva en el grupo tocó repetir excursiones pasadas. Siempre es un placer volver a San Blas. Ya van cinco veces si no me equivoco, y sigue sin defraudar. Esta vez nos tocó algo de viento y mala mar, pero mereció la pena el viaje sin duda.


Creo que ya comenté en otra entrada que tenemos un contacto allí, un kuna. Siempre que vamos, lo hacemos todo con él, es un buen tipo y nos ha tratado muy bien siempre. El plan suele ser ir a una isla sin gente ni electricidad, para hacer la experiencia aún más auténtica. Además hacemos una parada en una de las islas más pobladas, para ver cómo viven ellos. Muy curioso para quien llega por primera vez sin duda.

21 de febrero de 2015

GABONAK.

Estas navidades volví a casa, como el turrón. Once meses fuera de casa, mi récord hasta el momento. Únicamente volví para unos ocho días, por lo que tocaba aprovechar el tiempo lo máximo posible.

Qué alegría volver y estar con la familia y amigos, surfear en casa, comer como un auténtico animal... Fuera se vive muy bien, pero como en casa, en ningún sitio.

Traté de surfear todo lo que pude. Una de mis neskas preferidas me esperaba impaciente en la habitación, sus 9 pies de largo me habían echado de menos (yo también a ella, :-)). 

12 de febrero de 2015

Pedasí y Playa Venao.

A finales de noviembre y aprovechando un puente, puse rumbo a la península de Azuero para visitar Pedasí y Playa Venao. Tenía ganas de conocer esta parte del país, me habían hablado muy bien de la zona y sabía que había buenas olas, por lo que las espectativas eran altas.

Carro de alquiler, madrugón bueno y dirección oeste-sudoeste. En otras ocasiones ya he comentado lo mal que están las carreteras por el interior del país. En cambio la que lleva a Pedasí está francamente bien, así que llegué a destino antes de lo previsto. Check in en el hotel y a Playa Venao, el mono de surf era grande.


Había un bañito al llegar. Medio metrillo y algo de gente. La bahía es bien bonita, no hay mucho más además de dos hoteles y unas casitas guapísimas a pie de playa. Solazo, agua caliente, un bañito... Sólo faltaba buena compañía.

13 de enero de 2015

Costa Rica. Segunda parte.

Sigamos con la crónica de Costa Rica pues.

Como iba diciendo, uno de los objetivos de la escapada era visitar el Parque Nacional de Cahuita. Habíamos leído maravillas acerca de él, por lo que había ganas de ir.


La entrada al parque es espectacular

Además de una flora increíble, íbamos con la espectativa de ver animales, serpientes más que nada. Nos habían dicho que veríamos monos y serpientes fácilmente, aunque al final no fue tan sencillo.

7 de enero de 2015

Costa Rica. Primera parte.

Aprovechando las Fiestas Patrias de Panamá nos juntamos unos amigos y pusimos rumbo a Costa Rica. Lo cierto es que tenía muchas ganas de conocer el país, tenía esa imagen de país verde, limpio, con playas estupendas, animales... Y es que los ticos venden muy bien su tierra.

Para esta aventura decidimos ir a Puerto Viejo de Talamanca, la esquina este de Costa Rica, más o menos cerca de Bocas del Toro. 668km nos separaban de nuestro destino, casi 10h según Googlemaps. 

Pero la realidad fue bien distinta. Salimos un viernes a la noche, después de trabajar. Sin dormir, quedamos a eso de las 10 de la noche para ir organizando los coches e ir saliendo poco a poco. 

Llegamos bien hasta Santiago, la Panamericana está bastante bien en el tramo desde Panamá, así que no tuvimos ningún problema. Sin embargo una vez que dejamos atrás Santiago y nos dirigimos a David, la carretera empezó a ser peor a cada km. 

Es una tramo que está en obras, dejando un único carril por sentido. Al ir de noche no había tanto tráfico. El problema era que había unos agujeros en la carretera enormes, hechos por los inmensos trailers que cruzan a diario por la Panamericana. Por si esto fuera poco, no había iluminación en el camino. Total, que pinchamos tres ruedas (sí, tres) y tuvimos que esperar durante 8h a que la asistencia en carretera 24h (JUAS) viniese en nuestra ayuda. Desde las 4 de la mañana que nos hicimos a un costado de la vía hasta las 12 del mediodía no apareció nadie por allí. Estábamos en medio de la nada.