Síguenos en YouTube Síguenos en tumblr Síguenos en 500px EKTphotos | Bizkaitar bat Panaman | Un vizcaíno en Panamá | La vida al otro lado del charco | Fotografía | Surfing | Viajes | Vivencias

7 de enero de 2015

Costa Rica. Primera parte.

Aprovechando las Fiestas Patrias de Panamá nos juntamos unos amigos y pusimos rumbo a Costa Rica. Lo cierto es que tenía muchas ganas de conocer el país, tenía esa imagen de país verde, limpio, con playas estupendas, animales... Y es que los ticos venden muy bien su tierra.

Para esta aventura decidimos ir a Puerto Viejo de Talamanca, la esquina este de Costa Rica, más o menos cerca de Bocas del Toro. 668km nos separaban de nuestro destino, casi 10h según Googlemaps. 

Pero la realidad fue bien distinta. Salimos un viernes a la noche, después de trabajar. Sin dormir, quedamos a eso de las 10 de la noche para ir organizando los coches e ir saliendo poco a poco. 

Llegamos bien hasta Santiago, la Panamericana está bastante bien en el tramo desde Panamá, así que no tuvimos ningún problema. Sin embargo una vez que dejamos atrás Santiago y nos dirigimos a David, la carretera empezó a ser peor a cada km. 

Es una tramo que está en obras, dejando un único carril por sentido. Al ir de noche no había tanto tráfico. El problema era que había unos agujeros en la carretera enormes, hechos por los inmensos trailers que cruzan a diario por la Panamericana. Por si esto fuera poco, no había iluminación en el camino. Total, que pinchamos tres ruedas (sí, tres) y tuvimos que esperar durante 8h a que la asistencia en carretera 24h (JUAS) viniese en nuestra ayuda. Desde las 4 de la mañana que nos hicimos a un costado de la vía hasta las 12 del mediodía no apareció nadie por allí. Estábamos en medio de la nada.



Toda una experiencia. Pero bueno. Una vez pasado este pequeño imprevisto, salimos rapidito hacia la frontera con Costa Rica. Entraríamos al país por el paso de Sixaola. Andábamos justos de tiempo, y es que cerraban el puesto fronterizo a las 6 de la tarde.

Llegamos por los pelos. Mientras unos negociaban con un local para aparcar el coche en su terreno, otros iban a ver qué teníamos que hacer para cruzar. Tocó correr un poco pero finalmente conseguimos llegar al lado costarricense unos minutos antes de las 6.

La frontera en sí no es más que un mero puente abierto. Sin embargo como salíamos de Panamá y entrábamos en Costa Rica, necesitábamos los sellos de salida y entrada. Se podía pasar sin más, pero a la hora de salir de nuevo de Costa Rica nos hubiesen puesto problemas. Lo normal vamos.

Panamá - Costa Rica

Al fin llegamos a Puerto Viejo. Un pueblito costero muy tranquilo. Me recordó mucho al Sudeste Asiático, Bocas del Toro... Hostels, backpackers, playa, fiesta... Un lugar relajado en el que la gente vive a otro ritmo.



Alquilamos esta pedazo de casa por 15$ por persona y noche. Dos pisos, jacuzzi, piscina... Y toda para nosotros. Un auténtico lujazo

 No hay excusas para no cocinar con estas vistas...

El plan para estos días era tanto disfrutar de la playa descansando como conocer un poco la zona y visitar el Parque Nacional de Cahuita. Éramos unos cuantos amigos por lo que no nos aburrimos demasiado.

Costa Rica es bien conocida por sus buenas olas, sobre todo en el lado del Pacífico. En el Caribe también tienen sus olitas, pero no es lo mismo. En Puerto Viejo había un surfing. No llevé tabla, pensaba alquilar si se daban las condiciones. Hubo algún que otro baño pero no surfeé, se queda pendiente para la próxima vez.

 Pequeña, rápida y en la orilla



La primera noche en la casa nos llevamos una pequeña sorpresa. La fauna que hay en Costa Rica es impresionante. Nuestra casa estaba en una finca grande, incluso pasaba un río por un lateral. Había también muchísima vegetación, así que había bien de animales. El caso es que al llegar a casa nos encontramos con esta pequeña serpiente que alguna confundió con un juguete... ;-)


Son muchas fotos, por lo que he dividido esta entrada en dos. Para la segunda quedan fotos de más olitas y del paseo por el Parque Nacional de Cahuita, muy recomendable.

En los próximos días tocará la segunda entrada. Hasta entonces:

¡Salud y buenas olas!

2 comentarios:

  1. Que tal Ekaintc!
    Siempre interesantes y entretenidas tus entradas. Anda que menuda bromita lo del pinchazo, uf!....
    Estaba viendo la foto del trailer (muy guapa por cierto) y me acordaba de la que fue la primera peli de Spielberg, aquella de un fulano que lo empieza a perseguir un trailer sin venir a cuento, menudo peligro...jeje
    Preciosas esa lineas de la foto 8. Desde luego que el precio por alojamiento es casi un regalo. Por cierto, creo que ya lo comentaste en alguna ocasión pero no lo recuerdo bien, ¿como están los sueldos por ahí?
    Un saludo y hasta la próxima!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buenas Fran! Qué tal?!
      Si te digo la verdad, de noche dan bastante mal rollo los trailers, en el momento del pinchazo estábamos en el mismo arcén, a las 4 de la madrugada y los trailers pasaban a toda velocidad rozándonos casi... Un miedo de la hostia!
      En cuanto al tema sueldos, pues el sueldo medio panameño es bastante bajo, viven muy al día, los extranjeros por otra parte, pues tienen sueldos bastante más altos, aunque hay de todo claro.

      Saludos Fran y gracias por pasarte!!

      Eliminar