Síguenos en YouTube Síguenos en tumblr Síguenos en 500px EKTphotos | Bizkaitar bat Panaman | Un vizcaíno en Panamá | La vida al otro lado del charco | Fotografía | Surfing | Viajes | Vivencias

23 de noviembre de 2015

Costa Rica. Parte I.

En julio les tocó visitarme a mis aitas. Qué alegría volver a ver a la familia después de tanto tiempo, ¡cagoenlamar! Ya conocieron Panamá el año pasado, así que tocó cambiar de rumbo. Esta vez nos dirigimos al norte, a Costa Rica.

Las espectativas eran más bien altas. Yo ya conocía la parte del Caribe, Puerto Viejo concretamente (ver LINK), pero esta vez nos dirigimos a la parte del Pacífico.

Decidimos cruzar el coche por aquello de tener más libertad y poder ir del tirón desde la Ciudad de Panamá. Los trámites son un poco coñazo, pero finalmente mereció la pena.


Entramos al país por Paso Canoas, la idea era ir recorriendo la costa conociendo los famosos parques nacionales ticos. La primera etapa la hicimos hasta Uvita y sus alrededores.

 Vistas desde el hotel. Había un camino que conectaba con esta playa, pero me comentaron que por las lluvias una zona se había inundado y estaba plagado de cocodrilos... Next time!





Costa Rica está lleno de Parques Nacionales. Algunos son espectaculares y sí merece la pena pagar por visitarlos, otros sin embargo, son un poco sin más. El primero que visitamos fue el Parque Nacional Marino Ballena, en Uvita. Básicamente se trata de una playa enorme que en la bajamar deja asomadas unas rocas con forma de cola de ballena.

Una playa bonita, con sus palmeras y tal, sí, pero poco más. Lo cierto es que en Panamá hay sitios igual de bonitos y donde no te cobran por entrar. También es verdad que el lugar estaba muy limpio, se veía cuidado, entonces tampoco molesta tanto pagar.



El primer baño en aguas ticas cayó en Dominical. Me llevé a mi querida Santa Cruz y con ella disfruté como un enano. Dominical concretamente me sorprendió por la fuerza de sus olas, qué pasada. Me había acostumbrado a surfear olas más pequeñas con menos fuerza y la verdad es que aquí lo pasé en grande. Poca gente en el agua y olitas de un metro.
 





Eso es todo por hoy...

¡Salud y buenas olas!

2 comentarios: