Síguenos en YouTube Síguenos en tumblr Síguenos en 500px EKTphotos | Bizkaitar bat Panaman | Un vizcaíno en Panamá | La vida al otro lado del charco | Fotografía | Surfing | Viajes | Vivencias

15 de octubre de 2016

Península de Azuero: Playa Venao e Isla Cañas.

Alguien sabio me dijo hace poco que debería volver a trabajar más en las entradas del blog, y no limitarme a subir fotos sin apenas explicaciones.

Así que... Volvemos al diario de viajes/surfaris en mi querido Panamá.

Hoy toca hablar de una de mis zonas preferidas del país:

Situada al sur del istmo, la Península de Azuero tiene algunas de las mejores olas de Panamá. En ella se pueden visitar destinos tan populares como Playa Venao o lugares más alejados y poco conocidos por el turista como Cambutal.


En la costa sur de la península, a unas cuatro horas y media de la capital, se encuentra Playa Venao. Uno de los destinos más típicos del país, tanto para turistas como para residentes.

Se trata de una pequeña bahía más o menos resguardada, en la que hay varios hostels y un par de restaurantes. Y olas. Buenas olas, bastante consistentes aunque algo masificadas para los estándares panameños.






Hay un pico principal en medio de la playa que da las mejoras olas, derechas sobre todo. Sin embargo existe más de una opción a lo largo de toda la bahía. En la zona más al este por ejemplo, suele haber gente aprendiendo a surfear, y es que Venao es buena opción para quienes se inician en el mundo del surf.


Unos kilómetros al oeste de Playa Venao está Isla Cañas, un área protegida no tan conocida que anualmente recibe unas 10.000 tortugas que anidan a lo largo de sus 13km de playa desérticas.

Para llegar se debe dejar el carro en el pueblo de Cañas y cruzar en bote. Este fue nuestro destino escogido para pasar la nochevieja entre amigos, por una parte tendríamos la tranquilidad de esta isla casi desierta y por otra la fiesta de la concurrida Venao.





Había revisado una y otra vez googlemaps en busca de posibles olas. Se veía que en la misma playa podía haber algo, sin embargo me llamaba más la salida de la ría, se veían unas izquierdas con demasiada buena pinta (link) que ya tenía más que fichadas de alguna vez que había pasado por la carretera... (El acceso no es sencillo). Sin embargo el francés que llevaba el hostel donde nos quedamos me comentó que en la zona podían aparecer cocodrilos. Cojonudo.

Así que me conformé con 13km de playa para mí solo. ¡JA! Cosas de vivir lejos de casa.

Nada más llegar corrí hasta la playa y me encontré con derechas perfectas de medio metrillo a tres cuartos, ideal para mi 9 pies. 







Un hostel bien sencillo en una finca enorme, dentro de un Parque Natural. Toda una experiencia la verdad, no apto para todos los públicos.




Pasamos unos días cojonudos, rodeados de amigos, buena comida y olitas. Una muy buena manera de acabar el año.

Seguiré actualizando.

¡Salud y buenas olas!

2 comentarios:

  1. Que tal Ekaintc!
    Yo me limitare a seguir agradeciéndote todas estas estupendas imágenes y esa info que nos proporcionas de primera mano.
    Por aquí han comenzado las lluvias (ya estaban tardando...jeje), mañana toca bañito pasado por agua.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un placer tenerte por aquí Fran!!

      Saludos y a disfrutar del surfing!!

      Eliminar